Gemma Rigau: “El castellano es más rico en perífrasis de obligación”

24.05.2019

La professora Gemma Rigau, a petició de la defensa de Joaquim Forn, ha sigut cridada com a pèrit per valorar la traducció que va fer-se de la frase “El dia 1 d’octubre de 2017 s’ha de celebrar el referèndum d’autodeterminació de Catalunya”. L’opció castellana “El día 1 de Octubre de 2017 se ha de celebrar el referéndum de autodeterminación de Cataluña”, segons la mateixa Rigau i la comissió de gramàtica de l’IEC que ella presideix, no s’ajusta pragmàticament al valor que té en llengua catalana. A continuació, podeu llegir la transcripció de les respostes que Rigau va donar a la sala i que han esdevingut una classe magistral comparativa dels valors que les perífrasis ‘haver de’ poden tenir en català i castellà.

Gemma Rigau durant la seva declaració al Tribunal Suprem

Como soy la presidenta de la comisión de gramática me encargaron que, pues, hiciera un informe conjuntamente con la oficina de gramática del Institut y analizáramos la primera frase de la introducción. La autoridad del Institut? El Institut d’Estudis Catalans es la corporación academicocientificocultural encargada de la normativa de la llengua catalana. Es la autoridad legalmente reconocida por un Real Decreto de 1976 y se estructura en cinco secciones. Una de las secciones es la Sección Filológica que es la realmente encargada de velar por el uso y el buen uso de la llengua catalana. Viene a ser el equivalente o el paralelo a la Real Academia Española para el catalán.

La frase castellana “El día 1 de Octubre de 2017 se ha de celebrar el referéndum de autodeterminación de Cataluña” es una frase bien formada, es una frase correcta, es una frase posible y real. Lo que pasa es que en este contexto, y como traducción de la frase catalana, no es adecuada ni des del punto de vista discursivo, por el texto en el que aparece que es un texto que está enmarcando y proyectando los posibles escenarios que pueden darse el día 1 de Octubre si se hace el referéndum; ni tampoco pragmáticamente, porqué en español esta construcción puede tener un sentido obligatorio cuando en realidad esto es un informe de la Comisaría General de Información dels Mossos d’Esquadra dirigido a sus superiores. Por lo tanto, pragmáticamente tampoco se entiende que pueda ser una orden, un mandato. Pero tal como está, traducida directamente del catalán, como es una traducción literal podría dar, podría permitir, esta interpretación que no tiene en cambio en catalán.

La traducción ideal sería “El día 1 de Octubre de 2017 se va a celebrar el referéndum” o “se celebrará” porqué lo que tenemos aquí es un caso de lo que se llama un falso amigo. Una palabra puede aparecer en dos lenguas pero puede ser que su significado no coincida ni totalmente ni parcialmente. Y en el caso de la perífrasis verbal ‘haber + de + infinitivo’ nos encontramos en un caso así. Resulta que en español ‘haber + de + infinitivo’ existe, también existe en catalán, pero en catalán tiene tres significados, como en gallego, en esto el catalán no es una rareza; y en cambio el español tenía los tres significados pero con el tiempo perdió uno a favor de ‘va + a + infinitivo’.

Si puedo poner un ejemplo… ¿puedo? Si decimos, en español, hemos de cumplir ciertas normas, aquí en catalán diremos hem de complir certes normes. I en las dos lenguas este ‘hemos de’ o ‘hem de’ tiene el valor de obligación, de necesidad. Pero si decimos, en español, un coche así ha de valer mucho dinero o en catalán un coche así, perdó, un cotxe així ha de valer molts de diners; aquí ya no tenemos el valor de obligación tenemos el valor de probabilidad. Podríamos decir seguramente valdrá mucho dinero, es decir de posibilidad lo que en gramática se denomina un valor epistémico. Y hasta aquí coinciden las dos lenguas. Pero después el catalán continua con otro significado, como el gallego, que es el significado prospectivo, significado de futuro. Si decimos en español algo así como todo indica que mañana no va a nevar o no nevará, con valor de futuro, en catalán podríamos decir todo indica que mañana no ha de nevar o no nevarà. El catalán no tiene el ‘va + a + infinitivo’ en sentido futuro, lo tiene con sentido pasado.

Por tanto, utiliza otras perífrasis y este valor de futuro para ‘haber + de’ es reconocido, y esto es muy interesante para este caso, por la nueva gramática de la Real Academia Española, la Gramática de la Lengua Española de 2009. Se dice allí que en el español hablado en el noreste de la península ibérica, se usa ‘haber de’ con valor de futuro por influencia del catalán. Incluso podríamos decir que hoy día, en los lenguajes más especializados, los registros más elevados como el lenguaje jurídico, muchas veces se encuentra ‘haber de’ con valor de futuro. Como se encuentra también en algunos refranes del tipo agua que no has de beber, déjala correr que es agua que no vas a beber, déjala correr. O no habré yo de callarme en casos así que es no me callaré.

Por tanto, la conclusión es: la traducción de esta frase concreta en este caso tenía que conservar el valor de futuro, el valor prospectivo, que tiene el catalán. Si se usaba ‘haber de’ como traducción literal se perdía este valor y adquiría un valor de obligación que otras veces puede tener, pero que aquí no tiene.

“Com a novetat rellevant la magistrada assenyala que les mesures per impedir el referèndum no han d’afectar la normal convivència ciutadana i no dona directrius concretes als cossos policials”, “Como novedad relevante la magistrada indica que las medidas para impedir el referèndum no deben afectar” Esta diferencia es estilística, pero está muy bien. Si hubieran dejado ‘han de’, también. Porqué claro, las indicaciones de una magistrada son órdenes. Y, por tanto, si la magistrada dice que las medidas no deben afectar o no han de afectar está diciendo lo mismo. En catalán ‘haber de’ aquí tiene el sentido de obligación y en español podría dejarse ‘haber de’. Aquí, pero, han preferido ‘debe de’. Podría haber sido también ‘tiene que’ porqué el español es más rico en perífrasis de obligación.

En ese contexto discursivo exactamente, como primera frase de la introducción que enmarca los objetivos que tiene el informe que son, eso, imaginar escenarios posibles. Por tanto, es un mundo de futuro de probabilidades, no de obligación y menos yendo dirigido a quien iba dirigido. Sí, claro, el contexto pragmático es tan interesante y importante como el contexto discursivo. Sí, sí, es que… no puede ser de otra manera, no? En catalán se podría haber elegido se celebrará. En castellano se celebrará o se va a celebrar. Si elegimos una perífrasis sería se va a celebrar porqué el valor futuro lo perdieron.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

1 Comentaris
  1. És trist que qui va traduir la frase no haguera tingut en compte l’equivalència “haver de + infinitiu” amb “ir a + infinitiu”, i més sabent el que hi havia en joc! Cada dia fem servir la primera amb el mateix valor que gasten la segona en espanyol, en un fum de contexts: “¿Cómo iba a decirle que no?”-“Com havia de dir-li que no?”, “Si el doctor no me va a atender enseguida, me voy”-“Si el doctor no m’ha d’atendre de seguida, me’n vaig”, “¿Así cómo vas a curarte”-“Així com t’has de curar?”, etc.